“Yo rogaré al Padre y les dará otro intercesor que permanecerá siempre con ustedes”. 

Se acerca la gran fiesta de Pentecostés y es necesario preparar al alma para recibir los regalos, dones, frutos, carismas del Espíritu Santo; quien es la tercera persona de la Santísima Trinidad.

Las razones más importantes por las que te sugerimos rezar una Novena al Espíritu Santo son:

*Preparar al corazón: Purificarlo a través del arrepentimiento para recibir la gracia de Dios.

*Pedir a Dios una gracia especial: Por medio de la oración a Dios podemos solicitar al Espíritu Santo un milagro para nuestra vida o la de nuestros prójimos.

*Conocer al Espíritu Santo: Tal vez no tengamos la experiencia de conocer a la tercera persona de la Santísima Trinidad. Al realizar la novena se nos concederá la oportunidad de su revelación, poder y consuelo para identificarlo.

*Unirte más con Dios: El compromiso de realizar por nueve días consecutivos oración trae como resultado la comunicación diaria con Dios, podrás platicar con el Espíritu Santo sobre tu vida, contarle todo aquello que te quita la paz. Como resultado será el unirte con Dios cada día más pues tu relación con Él será más estrecha.

*Se te concederá más luz: El Espíritu se caracteriza por conceder dones, frutos y carismas especiales a sus hijos. Bajo su voluntad podrá concederte alguno de ellos, para el bien tuyo, el de tu familia, y sociedad.

*Sanación y liberación: “Algunos estamos enfermos del cuerpo y otros del alma”.  Es el Espíritu Santo quien se encarga de concedernos la salud física, emocional y psicológica, su poder recorre aquello más íntimo que existe en nuestro corazón, saca a la luz lo que se encuentra escondido para ser sanado; entra hasta la raíz con el fin de mostrarnos que puede liberarnos de las enfermedades y ataduras que por años nos han mantenido enfermos.

*Conversión: Un corazón unido al Señor es un corazón que anhela ser mejor, que desea dejar atrás al hombre viejo y que comienza a creer que con la ayuda del Espíritu Santo las cosas pueden renacer de nuevo.

*Asistencia: Durante la novena, el Espíritu Santo te guiará, revelará situaciones que tendrás que enfrentar con su compañía. ¡Sé fuerte y confía! No temas, Él lo permite para sanarte, para liberarte y sobre todo para elevar a tu espíritu a un nivel que jamás hayas imaginado.

Pide su acompañamiento a cada momento, déjate experimentar el poder sanador del amor entre Dios Padre y nuestro Señor Jesucristo, si te es posible realiza la novena en compañía de toda tu familia, abre el corazón y vive esta experiencia de lado de la Virgen María.

Este próximo 26 de mayo iniciaremos nuestra novena al Espíritu Santo, con recursos como manual y vídeos podrás realizarla en compañía de toda la comunidad de Cielo abierto.

Disfruta del tema “Sumérgeme” de Silvia Mariella, canto que corresponde al 1er misterio Luminoso de nuestro Rosario Digital Cielo abierto.