¡YO SOY LA SALUD DE MI PUEBLO, DICE EL SEÑOR!

Fue en el año de 1939 donde la gracia de Dios fue derramada en la ciudad de Morelia, Michoacán regalándoles a sus fieles la escultura del Niñito Jesús de la Salud, escultura que fue tallada en madera de de 35 cm de estatura que representa a un niño de no más de 5 añitos de edad.

Historia:

Dios es su infinita bondad suscitó en una pequeñita llamada Guadalupe Calderón un gran deseo de amor por el niño Dios, motivada por su familia de religión católica, humilde y sencilla, por su catequista y sacerdote.

El 12 de mayo de 1919 Lupita realizó con gran entusiasmo su primera comunión y el 12 de noviembre de 1939 recibe como regalo la imagen del niño Dios por parte de su madrina María de Jesús Magaña Díaz, ese mismo día Jesús en la advocación del Niño de la Salud hizo su primer milagro en Rosa; hermana de Lupita a quien curó de un tumor en la mandíbula, y a raíz de esto se inició la devoción a la imagen.

En 1940 se da conocimiento a la autoridad Eclesiástica y en 1942 por medio de una celebración eucarística la imagen fue reconocida públicamente con el nombre de “Santo Niño de la Salud”.

Al ver la fe que la gente comenzaba a tener por la imagen, Lupita comenzó a llevarla a los lugares que le pedían, contando siempre con el permiso del Arzobispo de Morelia y obispos del lugar donde la recibían. (Querétaro, Ciudad de México, Monterrey, Coahuila, Culiacán, Texas, entre otras)

El 5 de diciembre de 1949 fue aprobada la Novena al Santo Niño de la Salud, escrita por la madre María de San José Jesús Hostia; Clarisa Capuchina obteniendo así 100 días de indulgencia. El 8 de julio de 1950 se recibe la licencia para imprimir la oración del día 21.

Un acto hermoso por parte de Lupita en el año de 1957 fue el de donar a la Iglesia la imagen del niño para su culto público dando pasó a la construcción de su templo.

Fue el 17 de agosto de 1958 cuando se colocó la primera piedra del templo al Santo Niño de la Salud por Mons. Luis María Altamirano y Bulnes y el 22 de abril de 1961 es trasladada desde Catedral a su templo para tomar posesión.

Su fiesta anual comenzó a celebrarse el 21 de abril, y su el primer párroco fue el Pbro. Jesús Murillo Fernández.

El 25 de abril de 2010 el Excmo. Arzobispo de Morelia Don Alberto Suárez declaró la Parroquia del Santo Niño Dios de la Salud como Santuario Diocesano concediendo indulgencia parcial a los peregrinos que lo visiten.

En este día tan especial 21 de abril, pidamos con fe y amor al Niñito de la Salud les conceda a todos los enfermos su pronta recuperación, el alivio a su cuerpo y alma; especialmente la salud de todos los que tienen Covid-19 y por el fin de esta pandemia.

“Niñito Dios, pasa tus manos sanadoras por todos los enfermos, se Tú su aliento de vida, la esperanza de cada mañana y el alivio a los grandes dolores”.