Si vamos a consagrarnos a Jesús según este santo, es necesario conocer ¿Quién es San Luis María Grignion de Montfort?.

Él fue el fundador de los padres Montfortianos y de las Hermanas de la Sabiduría. Nació en Montfort, Francia, en 1673. Con grandes sacrificios logró conseguir el dinero para ir a estudiar al más famoso seminario de Francia, el Seminario de San Suplicio en París. Allí sobresalió como un seminarista totalmente mariano, pues de entre muchas cosas, mantenía siempre adornado de flores el altar de la Santísima Virgen María.

San Luis, se dio cuenta que el canto espiritual ayuda mucho contra el mal humor y enciende el fervor. Decía que una misión sin canto era como un cuerpo sin alma. ¡Él mismo componía la letra de muchas canciones a Nuestro Señor y a la Virgen María y hacía cantar a las multitudes!.

En ese tiempo, los herejes jansenistas decían que no había que recibir casi nunca los sacramentos porque no somos dignos de recibirlos. Muchas personas creyeron esto haciendo mucho daño a la fe católica. San Luis Montfort decía todo lo contrario. Predicaba con mucha fuerza que necesitamos recibir los sacramentos para que Dios nos hiciera dignos y se esforzaba por propagar la frecuente confesión y comunión y una gran devoción a la Santísima Virgen.

Los jansenistas comenzaron a hacer planes para matarlo, y así fue que murió el 28 de abril de 1716, a la edad de 43 años, con muchos rumores sobre su muerte, pero con una gran santidad.

En Cielo abierto podemos tomarlo como un gran ejemplo, pues era un gran admirador de la música: cantante, compositor, músico, escritor, amante de la Virgen María y de la Eucaristía.

¡Dios los bendiga!