¡La oración fuente inagotable de Amor con Dios!

Podemos identificarnos con alguna oración personal y sentir la conexión más profunda con Dios, de igual manera sucedió con el Santo Padre Pio de Pietrelcina; sacerdote con estigmas en las manos que no dejaba de oficiar misa con el propósito de contemplar a la hora de la consagración a Jesús Eucaristía.

La oración que el Padre realizaba está basada en el Amor y la compasión de Jesús, confiando que Él nos concederá en fe y conforme a su voluntad nuestros deseos.

Se debe orar con fe profunda, con una consciencia libre en que sólo Dios sabe lo que necesitamos para nuestra vida.

Te invitamos a realizar esta oración poderosa, compártela en tus redes sociales.

ORACIÓN: 

I.- ¡Oh Jesús mío!, que dijiste: «En verdad les digo, pidan y se les dará, busquen y encontrarán, llamen y se les abrirá».
He aquí que, confiando en tus santas palabras, yo llamo, busco, y pido la gracia……

Padre Nuestro, Avemaría y Gloria.
Sagrado Corazón de Jesús, espero y confío en Ti.

II.- ¡Oh Jesús mío!, que dijiste: «En verdad les digo, pasarán los cielos y la tierra pero mis palabras jamás pasarán»

He ahí que yo, confiando en lo infalible de tus santas palabras pido la gracia……

Padre Nuestro, Avemaría y Gloria.

Sagrado Corazón de Jesús, espero y confío Ti.

III.- ¡Oh Jesús mío!, que dijiste: «En verdad les digo, todo lo que pidáis a mi Padre en mi Nombre, se les concederá».
He ahí que yo, al Padre Eterno y en tu nombre pido la gracia…….

Padre Nuestro, Avemaría y Gloria.
Sagrado Corazón de Jesús, espero y confío Ti.

¡Oh Sagrado Corazón de Jesús, el cual es imposible no sentir compasión por los infelices, ten piedad de nosotros, pobres pecadores, y concédenos las gracias que pedimos en nombre del Inmaculado Corazón de María, nuestra tierna Madre, San José, padre adoptivo del Sagrado Corazón de Jesús, ruega por nosotros. Amén!