¡Papa Francisco pide orar por la ciencia, por los niños y la defensa de la vida!

El representante de Dios aquí en la Tierra hizo un llamado a defender la vida a través de la oración y la acción social, mediante una respuesta cristiana que acompañe los retos que plantea la bioética. 

Por medio de un video mensual, el Papa mencionó que es evidente que la la ciencia ha progresado, y en consecuencia la bioética nos representa una serie de problemas a los cuales tenemos que responder, no esconder la cabeza como avestruz. 

Las aplicaciones biotecnológicas deben usarse basándose en el respeto de la dignidad humana. “Por ejemplo, no se puede tratar a los embriones humanos como material desechable”. En esta cultura del descarte también contra ellos, extendiéndose así esa cultura que hace tanto daño”. 

Finalmente, señaló que no se trata de frenar el progreso de la tecnológico, sino de acompañarlo protegiendo en todo momento la dignidad humana. No podemos pagar el precio de la dignidad humana, el progreso; ambos (dignidad humana y progreso), deben ir juntos, armónicamente juntos”. 

Cada mes el Santo Padre publica una intención con algún tema en específico para que los fieles nos unamos junto a él a orar; este mes es dedicado a defender la vida desde el vientre materno. 

Oración por la defensa a la vida: 

Dios Padre dador de vida acudimos ante tu presencia para pedirte perdón por los abortos cometidos, y por los niños que se están gestando en el vientre materno para que los hagas invisibles a la muerte. 

Ten piedad y misericordia de cada uno de ellos, permite que su nacimiento llegue a buen termino; convierte el corazón de su madre, y a la luz del Espíritu Santo concédele las fuerzas necesarias para defenderlo. 

Por la ciencia, Señor; cambia su mentalidad de muerte, permíteles desechar los intereses económicos que les ha deformado su visión por defender y conservar la vida humana, ayúdales a tener un encuentro contigo para reconocer que en Ti y sólo en Ti están las respuestas. Sana su alma que está tan necesitadas de tu amor, llena los vacíos de su corazón para así abandonar todo aquello que vaya en contra de tus mandatos. 

Te lo pedimos por intercesión de nuestra madre Santísima la Virgen María y en el nombre poderoso de Jesús. Amén.