Señor, por este año viejo 2020, que culmina, y que fue muy difícil para el mundo entero, pero que sabemos que Tú tienes un plan perfecto para nuestra salvación, con esta experiencia de vida tan fuerte que pasamos todas las naciones, gracias a la pandemia.

Seguimos poniendo a tus pies a todas las personas que están enfermas, en especial, por las que padecen COVID19.

Te pedimos por los que han perdido su empleo a causa de la pandemia.

Por los que están solos y no saben que Tú eres la mejor compañía.

Por los que sufren de depresión.

Por los que aún no viven una conversión verdadera.

Por la unión de las familias.

Por los niños que sufren maltrato en sus hogares.

Por los que han fallecido sin la asistencia espiritual de un sacerdote.

Por las almas de los que ya descansan en paz.

(Menciona tu petición desde lo más profundo de tu corazón)

Padre santo, ayúdanos a ser sencillos, a vivir en la verdad, compartir lo que tenemos, para que todos descubran que eres bueno.
¡Bendícenos, Señor!