“Venimos hasta a Ti para rogarte por la paz que el mundo busca sin encontrar”.

Señora y Madre nuestra, Virgen Santa María, Reina de la Paz, Protectora de nuestra Iglesia Diocesana:

Venimos hasta ti para rogarte por la paz.

La Paz que el mundo busca sin encontrar.

La Paz que tu Hijo Jesucristo vino a traernos.

La Paz cuya única fuente verdadera es Cristo Jesús.

Rogamos que intercedas por nosotros para que nos abramos a la paz que viene de Dios.

La paz que es fruto de la justicia; que tiene como alma el amor a Dios y al prójimo.

Paz que exige que el hombre renuncie a la envidia y a la ambición, al orgullo y al egoísmo.

Acudimos a ti para que esa paz que Dios nos ofrece en Jesús, la recibamos, la conservamos y la llevemos al mundo.

Ayúdanos para que seamos artífices de la Paz.

Que tu maternal auxilio nos haga valientes, pacientes y eficaces para comprometernos a trabajar por la justicia, fundamento de la paz que todos necesitamos.

Nuestra Señora de la Paz, ruega por nosotros.