El mes de mayo se caracteriza por el festejo del día de las madres, y por supuesto a nuestra madre hermosa del Cielo; la Santísima Virgen María. 

En este mes dedicado a ella, se acostumbra a rezar a diario el Santo Rosario como agradecimiento por los favores recibidos por parte de María. Recordamos sus apariciones en este mundo especialmente en su advocación de la Virgen de Fátima que se conmemora el día 13 de mayo, la cual tuvo su aparición en Portugal.

Queremos invitarte que en estos treinta días hagas parte de tu vida a María, platiques con ella sobre tus anhelos, sueños, tus problemas, necesidades, y lo más importante que puedas crear una conexión especial con quien es la madre de Dios, la mujer que unió su voluntad con nuestro Padre Dios y dió su ¡sí! sin medida por la salvación del mundo. Es por eso y muchísimas cosas más que los católicos dedicamos un mes completo a la mujer que entregó su vida y la de su hijo al plan perfecto de redención para la humanidad.

¿Qué podemos hacer en este mes de mayo para conocer más sobre la Virgen María? 

*Rezar el Santo Rosario a diario: Ya sea solo a acompañado te invitamos a cumplir el reto de rezar todo el mes de mayo, puedes acompañarte de cantos y oraciones especiales, y ofrecerlo por la salvación de tu familia.

*Realiza lectura sobre la vida de María: Ya sea desde la Santa Biblia o en internet te sugerimos buscar más sobre la vida de la Virgen, reflexionar o meditar algo que haya sido de tu interés.

*Consagra tu vida a María: Si lo deseas, aquí te compartimos la Consagración total a Jesús por María: ¡Conságrate! 

*Acude a algún Santuario Mariano: En el caso de México tenemos la Basílica de Nuestra Señora de Guadalupe, pero sino lo tienes tan cerca, acude a tu parroquia; puedes platicar con María frente al Sagrario.

*Imita sus virtudes: María tiene virtudes que muchos deseamos trabajar, platica con ella y pídele que te enseñe a mejorar la paciencia con los demás, a ser más amoroso, a saber escuchar, a amar sin medida, a guardar silencio; hay mucho que ella nos demostrar y necesitamos de sus consejos maternales para mejorar como hijos amados de Dios.

Dejemos que el corazón se abra al amor de María, pues a través de ella podemos obtener gracias especiales por su gran intercesión ante su hijo Jesucristo; permitamos que ella moldee nuestra alma con el fin de unirnos más y más a Dios.

Mira el video “Eres María”, canto dedicado a este mujer preciosa, el cual exalta sus más grandes virtudes.