Inicia Cuaresma con Miércoles de Ceniza, por ello, a continuación te dejamos toda la información para que realices tu ayuno, penitencia y abstinencia correctamente. También te invitamos a descargar aquí tu PLAN CUARESMAL 2021

La Penitencia y el Ayuno en la Iglesia Universal
Hoy la Iglesia nos recuerda que por ley divina todos los fieles están obligados a hacer Penitencia. Y con el fin de que todos
los fieles estén unidos en una celebración común de la penitencia, la Sede Apostólica ha fijado los viernes de todo el año
y el Miércoles de Ceniza como los días en que ha de observarse obligatoriamente. Y también ha fijado como días de ayuno
obligatorio el Miércoles de Ceniza y el Viernes de la Pasión y Muerte del Señor. El ayuno es el único signo obligatorio.
Imposición de la ceniza como signo de Penitencia.
El hecho de cubrirse con ceniza en señal de penitencia y de duelo aparece con frecuencia en el Antiguo Testamento. Sin
embargo, desde los primeros siglos de la Iglesia, algunos cristianos, por propia iniciativa, se cubrían de ceniza los días de
penitencia comunitaria, y durante los 40 días anteriores a las celebraciones pascuales. Esta práctica se extendió mucho
tiempo después, para aquellos pecadores que hacían penitencia reconociendo públicamente sus pecados. Hace
aproximadamente mil años se decretó que todo bautizado se impusiera ceniza, como señal de penitencia y preparación
para celebrar la Pascua.

Imposición de la Ceniza y su significado actual
La penitencia acompañada del signo de la imposición de la ceniza, actualiza en nuestra historia la Pascua redentora de
Cristo para prepararnos a la celebración del paso que Cristo dio por todos nosotros en su Pasión, Muerte y Resurrección,
rescatándonos de las tinieblas del odio, del pecado y de la muerte y llevándonos a la luz admirable de la vida eterna en el
amor.
La Cuaresma es tiempo para unirnos en un ejercicio intenso y consciente de conversión, crucificando la carne con sus
pasiones y sus apetencias, muriendo al odio, a la vanidad de las cosas mundanas y a nosotros mismos, de manera que
mediante la oración, el ayuno y la caridad, estemos mejor preparados para resucitar con Cristo a la vida nueva, de la que
comenzamos a participar el día de nuestro Bautismo.
La imposición de la ceniza exige el uso de razón para entender lo que es la penitencia, este ordinariamente se alcanza
alrededor de los seis años. Por esto, los infantes menores de seis años no están obligados a la penitencia, ni a la ceniza.
Por supuesto, tampoco lo están los no bautizados.

Normas sobre el Ayuno
Se debe observar el ayuno el Miércoles de Ceniza y el Viernes Santo. El ayuno obliga a hacer una sola comida durante el
día, pero no prohíbe tomar un poco de alimento por lamañana y por la noche, ateniéndose en lo que respecta a la calidad
y a la cantidad a las costumbres locales aprobadas. Obliga a todos los fieles entre los 18 y los 59 años.

Normas sobre Abstinencia
Se debe observar la abstinencia de carne todos los viernes del año, particularmente los viernes de Cuaresma. Y de manera
especial se observará la abstinencia: el Miércoles de Ceniza y el Viernes Santo.
La abstinencia prohíbe el uso de toda clase de carnes, incluida la llamada carne blanca (de pollo o pescado y mariscos),
pero no el uso de huevo, lacticinios y cualquier condimento a base de grasa de animales. La abstinencia expresa un deseo
interior de agradar a Dios, mediante el sacrificio y la mortificación del cuerpo, y la renuncia al pecado. Este deseo
de conversión se complementa con la oración y la práctica de las obras de caridad con el prójimo. Obliga a todos los
mayores de 14 años, que se encuentren sanos.
Sin embargo, el Episcopado mexicano, consciente de la situación económica de muchos fieles, dispone la posibilidad de
suplir esta abstinencia de carne (excepto en Miércoles de Ceniza y Viernes Santo):

  •  Por la abstinencia de otro alimento de especial agrado.
  • Por una obra de caridad especial.
  • Por una obra de piedad especial.
  • Por otro sacrificio significativa.

DESCARGA AQUÍ TU PLAN CUARESMAL 2021

Inicia Cuaresma con el Miércoles de Ceniza con un corazón abierto. ¡Dios te bendiga!