Día 4: Novena Divina Misericordia (Lunes de la octava de Pascua o cualquier día del año)

Intención del día (Diario, 1216):

“Hoy tráeme a los paganos, y aquellos que todavía no me conocen. También pensaba en ellos durante mi amarga pasión y su futuro celo consoló mi corazón. Sumérgelos en el mar de mi misericordia”.

*Nota sobre ‘los paganos’: Nuestro Señor originalmente usó las palabras ‘los paganos’. Desde el pontificado del Papa Juan XXIII, la Iglesia ha juzgado apropiado el reemplazo de este término por la denominación ‘los que no creen en Cristo’ y ‘los que no conocen a Dios’ (ver el Misal Romano, 1970).

Oración inicial (Diario, 1217):

Roguemos por todos los que no conocen a Dios y que aún viven en la ignorancia de la misericordia Divina:

“Jesús compasivísimo, que eres la luz del mundo entero. Acoge en la morada de tu piadosísimo corazón a las almas de los paganos que todavía no te conocen. Que los rayos de tu gracia las iluminen para que también ellas, unidas a nosotros, ensalcen tu misericordia admirable y no las dejes salir de la morada de tu compasivísimo corazón”.

“La luz de tu amor ilumine las tinieblas de las almas”.

Haz que estas almas te conozcan, y junto con nosotros glorifiquen tu misericordia”.

Rezar la Coronilla de la Misericordia (última página)

Oración final:

“Padre Eterno, mira con misericordia a las almas de los paganos y de los que todavía no te conocen, pero que están encerrados en el muy compasivo corazón de Jesús. Atráelas hacia la luz del Evangelio. Estas almas desconocen la gran felicidad que es amarte. Concédeles que también ellas ensalcen la generosidad de tu misericordia por los siglos de los siglos. ¡Amén!”.