¿Alguien de ustedes tiene problemas? ¿Alguien de ustedes está enfermo? ¿Alguien de ustedes sufre en su corazón? Recuerden siempre que mientras en el mundo vivimos, no podemos estar sin tribulaciones o tentaciones.

Las tentaciones para ser infieles a Dios, de preferir a otro novio (otro Dios) que a Jesús mismo. Las tentaciones son permitidas por Dios porque son muy útiles aunque nos cuesten mucho sufrimiento, muchas caídas y mucha vergüenza, ya que en ellas somos humillados, purificados y enseñados por Dios a unirnos con Él.

La Novia debe hacer todos los días la decisión de estar con su Novio solamente, a pesar de que haya muchos galanes alrededor de ella. En las reglas de discernimiento de san Ignacio, cuando pasa una tentación o tribulación, pronto vendrá otra y luego otra… Las tentaciones sólo se pueden vencer enamorándonos más y más con Dios. Ten paciencia y con mucha humildad, implora la Gracia de Dios.

¡Descarga tu manual de Consagración!   https://bit.ly/3D5Nruc