Nunca debemos olvidar, y lo hemos dicho antes, que nosotros trabajamos para dar a conocer a Jesucristo a todos, especialmente a Jesús Eucaristía…

Nuestro único Señor de quien debemos depender, nuestro único jefe a quien debemos pertenecer, nuestro único modelo a que debemos conformarnos, nuestro único médico que nos debe sanar, nuestro único pastor que debe alimentarnos, nuestro único camino por donde debemos andar, nuestra única verdad que debemos creer, nuestra única vida que debe vivificarnos, y nuestro único todo en todas las cosas que debe bastarnos. Él es el dueño de todos aplausos, de toda honra, toda gloria, todo honor, y toda alabanza por siempre. ¡Amén!

Descarga tu manual de Consagración!   https://bit.ly/3D5Nruc