!Hoy es nuestro último día del conocimiento de María!

María es la hija predilecta del Padre, la madre perfecta del Hijo y la esposa sublime del Espíritu Santo.

Toda la Iglesia creemos que María es sólo una criatura salida de las manos del Altísimo y comparada con Dios no es nada, puesto que sólo Dios es quien es. Por ello Dios no ha tenido, ni ahora tiene necesidad alguna de la Santísima Virgen para hacer su voluntad y para manifestar su Gloria, porque basta que Dios quiera, para que todo se haga. Sin embargo, Dios quiso empezar y concluir sus más grandes obras a través la santísima Virgen.

Te damos gracias Padre, por haber escogido para tu Hijo y para nosotros, una Madre tan humilde y perfecta.

¡Descarga tu manual de Consagración!   https://bit.ly/3D5Nruc