Este día en nuestra consagración a Dios a través de María conscientes que ella es el camino más fácil, corto, perfecto y seguro para llegar a Jesús, sabemos que siendo fieles a las prácticas de esta devoción tendrán lugar los frutos siguientes en nuestra vida:

  1. El Espíritu Santo nos hará sentir dolor de nuestros pecados.
  2. Aumentará nuestra fe.
  3. Podremos quitarnos todo escrúpulo y temor servil.
  4. Crecerá nuestra confianza en Dios y en María como nuestra intercesora.
  5. Aumentará nuestro gozo en Dios y disminuirá nuestra tristeza.
  6. Nosotros nos haremos más pequeños y Jesús más grande.
  7. Daremos gloria a Dios en nuestra obediencia y humildad.

Que esta consagración de frutos de santidad para cada uno de nosotros. Amén.

¡Descarga tu manual de Consagración!   https://bit.ly/3D5Nruc