Dice san Luis que María es el camino fácil, corto, perfecto y seguro para llegar a la unión con Dios:

  1. Es fácil, porque Jesús lo usó para venir a nosotros. Es a través de María que Jesús se hizo hombre y llegó a nuestra vida. Es posible llegar a Dios por otros caminos, pero será pasando por muchas más dificultades.
  1. Corto: Se avanza en mucho menos tiempo de sumisión y dependencia de María, que en años enteros de voluntad propia y apoyo en mí mismo. Así fue con Jesús, a los doce años él quería estar ya anunciando el Reino de Dios, pero tuvo que sujetarse a sus Padres por 18 años más. (cfr. Lc. 2, 51)
  1. Perfecto: María es la más perfecta y santa de las criaturas. Jesucristo, que vino perfectamente a nosotros no tomó otro camino. El Altísimo, el incomprensible, el inaccesible, Yo Soy, ha descendido a través de María a nosotros sin perder nada de su divinidad y de su santidad. Por María deben los más pequeños subir perfectamente y divinamente al Altísimo sin temor alguno.
  1. Seguro: Ella es un camino seguro para ir a Jesucristo y adquirir la perfección uniéndose a Él. La devoción a María no es nueva, es tan antigua que no se pueden marcar sus principios. Los primeros cristianos ya tenían oraciones, pinturas y devociones en su honor.

¡Que María sea su camino hacia Jesús!

¡Descarga tu manual de Consagración!   https://bit.ly/3D5Nruc