Con motivo al año jubilar dedicado a San José; queremos compartirte una oración de consagración al padre terrenal de Cristo:

CONSAGRACIÓN A SAN JOSÉ:

Amado San José, acepta esta consagración de todo mi ser a ti, que tú siempre seas mi padre, mi custodio y mi guía en el camino de la salvación. Obtén para mí una gran pureza de corazón y una ferviente devoción a la vida interior. Concédeme que, siguiendo tu ejemplo, pueda dirigir todas mis acciones hacia la mayor gloria de Dios, en unión con el Sagrado Corazón de Jesús y el Inmaculado Corazón de María en unión contigo. Amén.

ORACIÓN A SAN JOSÉ PARA OBTENER UN CORAZÓN PURO:

Oh San José, que fuiste bendecido por el Señor con la beatitud prometida a los puros de corazón, ya que durante tu vida terrena compartiste la vida de Jesús y viviste en su presencia visible. Dígnate interceder por mi ante tu amado Hijo. Pídele que me ayude, para que mi conciencia sea recta y veraz, y que mi corazón sea puro.

Libérame de la doblez y la malicia. Llena mi corazón de esperanza para que nunca dilate innecesariamente en mis pesares. Te pido con fe simple y ardiente para que pueda servir a mis hermanos y hermanas con un corazón generoso. De esta manera, como tú, me deleitaré en el profundo gozo y en la paz de la presencia misericordiosa de Dios. Amén.

SAN JOSÉ.

Fue el padre terrenal de Jesús, esposo de la Virgen María y fiel sirviente de Dios.

Hombre justo, humilde y carpintero; contribuyó en la educación de Jesús, le enseñó el oficio de la carpintería, dedicó su tiempo al servicio, protección y cuidado de su familia.

Fue un padre valiente y lleno de amor para su esposa e hijo; sobre todo fiel custodio de Cristo quien al crecer se convertiría en la salvación de la humanidad, en el sacramento más importante de la Iglesia Católica: el Santísimo Sacramento del Altar, eucaristía real de amor; pan del Cielo.

El año jubilar de San José fue proclamado por el Papa Francisco a partir del 8 de diciembre 2020 y culminará el mismo día 8 de diciembre del año 2021.

Encomendemos nuestro corazón al fiel custodio de Dios, consagremos a los varones padres de familia quienes fueron elegidos por Dios mismo para ser cabeza de su hogar.

¡SAN JOSÉ RUEGA POR NOSOTROS!