SAN JOSÉ, FERVIENTE DEFENSOR DE CRISTO.

A San José se le llama “ferviente defensor de Cristo” porque cuando Cristo fue amenazado y perseguido por los poderosos de la Tierra, él no titubeó ni por un momento, para defender y proteger a Jesús y a María.

Nosotros también tenemos la oportunidad y el deber de defender a Cristo y a su Iglesia en la actualidad.

Vivimos en tiempos en que nuestra Iglesia está siendo muy atacada, tanto por fuera, como por dentro.

Recuerden leer y orar la parte que toca de su manual de Consagración.

¡Descarga tu manual! https://acortar.link/inrjQ