SAN JOSÉ, NOS CONSAGRAMOS A TI.

Con San José a tu lado, las virtudes y la santidad aumentarán en tu vida.

Serás cada día más apto para ser parte del ejército del Inmaculado Corazón.

Con el manto de San José sobre ti, estarás protegido de todo daño espiritual.

¡No tengas miedo! Tu padre espiritual es el padre de Jesús, el esposo de la Madre de Dios y el Terror de los demonios.

Recuerden leer y orar la parte que toca de su manual de Consagración.

¡Dios los bendiga!

¡Descarga tu manual! https://acortar.link/inrjQ