SAN JOSÉ, PATRONO DE LOS NIÑOS NO NACIDOS.

En nuestros tiempos, al aborto se le defiende con frecuencia cuando se trata de embarazos que surgieron de situaciones irregulares.

Aunque la circunstancia es muy diferente, San José también se enfrentó con el más irregular de los embarazos, una situación que lo dejó bastante inquieto: ¡su esposa ha concebido un hijo por obra del Espíritu Santo!

El niño no es suyo biológica o genéticamente, no es el fruto de la relación física con su esposa.

Recuerden leer y orar la parte que toca de su manual de Consagración.

¡Dios los bendiga!

¡Descarga tu manual! https://acortar.link/inrjQ