SAN JOSÉ, TERROR DE LOS DEMONIOS.

Al final de nuestras vidas, mucha gente es susceptible a la desesperación.

San José, Terror de los demonios, aplastará esa desesperación y todo lo que se interponga a la esperanza que encontramos en Cristo Resucitado.

Desde el Cielo, este hombre fuerte, humilde y sereno, nos guiará a la paz de Jesús.

Recuerden leer y orar la parte que toca de su manual de Consagración.

¡Dios los bendiga!

¡Descarga tu manual! https://acortar.link/inrjQ