SAN JOSÉ, CONSUELO DE LOS AFLIGIDOS.

Para aquellos que no son compasivos por naturaleza, decir la verdad en una situación es mucho más fácil que mostrar compasión, sin embargo, debemos aprender a San José y mostrar el carácter de Dios en su máxima expresión; también debemos ofrecer nuestra misericordia y dar consuelo a los que nos rodean, especialmente en nuestra familia.

Recuerden leer y orar la parte que toca de su manual de Consagración.

¡Dios los bendiga!

¡Descarga tu manual! https://acortar.link/inrjQ