SAN JOSÉ FIDELÍSIMO.

San José es el modelo de este tipo de fe.

José supo, con una certeza que va más allá de la razón humana, que la voz de Dios le dijo que tomara a María como su esposa; él respondió con una fe generosa.

Su fe nunca flaqueó en medio de toda la incertidumbre y dificultades en la vida de la Sagrada Familia.

Nunca dudó de la divinidad de Jesús o de su poder para vencer al mal.

Para el mundo, Jesús era un niño ordinario, pero San José sabía que ese niño era Dios.

Recuerden leer y orar la parte que toca de su manual de Consagración.

¡Dios los bendiga!

¡Descarga tu manual! https://acortar.link/inrjQ