Se acerca la fecha para iniciar nuestra consagración a Jesús a través del Inmaculado Corazón de María, comenzaremos el día 9 de noviembre, con una preparación espiritual de 33 días. Esta preparación, la haremos según San Luis María Grignion de Montfort.

Año con año, en Cielo abierto, renovamos esta consagración el día de Nuestra Señora de Guadalupe, el 12 de diciembre, porque precisamente allí, en la Basílica de Guadalupe y con la Virgen María, nació la espiritualidad de Cielo abierto, una noche del 11 de diciembre de 2009; a través de un mensaje en náhuatl.

Al preguntarle a un Sacerdote el significado de dicho mensaje, nos dijo lo siguiente: “Sean Flor y Canto para todo el mundo”. Estas palabras quedaron grabadas en nuestro corazón y dos años y medio después, supimos que  “flor y canto” era nuestra misión, nuestro envío.

Durante los siguientes días, conoceremos la importancia de consagrarnos a Jesús a través de María, además sabremos quién es San Luis María Grignion de Montfort y qué significa ese envío, que se extiende para todos nosotros: Ustedes deben ser Flor y Canto para todas las personas.

¡Dios los bendiga!