Imagen
Testimonios

Image

Voluntario que promocionaba Cielo abierto recibió un regalo de Dios

"Hoy, viajando por el Tren Suburbano pasé a la Capilla de San Francisco de Asís, que está adentro, para invitar a los hermanos a que vayan al concierto de Cielo Abierto Arena Ciudad de México.

Al estar entregando volantes, ¿cuál es la sorpresa?, que Jesús Eucaristía me estaba esperando, lo encontré cara a cara, donde le estaban adorando varios pasajeros.

Al poco ratito empezaron a cantar para reservarlo y poder empezar la Misa. Fue muy emocionante verlo e irme con su bendición de regreso a casa". Ced Rey.

Gracias a nuestro hermano Ced Rey que está enamorado de Jesús y ofrece su apoyo incondicional para difundir los conciertos de Cielo abierto.

Dios vio su corazón y le regaló su presencia divina para hacerle saber su agradecimiento.

¡Gloria a Dios!

También, extendemos nuestro agradecimiento a todos los voluntarios anónimos que nos apoyan a diario. Dios les bendice.